España es el país de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) con la ratio más alta de oficinas de farmacia, con 47,3 establecimientos por cada 100.000 habitantes, casi el doble de la media (25,1) de este organismo. Así se desprende de los últimos datos de este organismo recabados por la Federación Empresarial de Farmacias Españolas (FEFE), que lamenta este número “excesivamente alto” de farmacias en comparación con otros países y anima a las administraciones sanitarias a contener la apertura de nuevos establecimientos.

Leer noticia completa: Infosalus