La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha realizado una renovación de su Consejo de Gobierno en la que ha nombrado como nueva consejera de Salud de la región a Marina Álvarez en sustitución de Aquilino Alonso, que llevaba en el cargo menos de dos años.

De este modo, Álvarez se convierte en la cuarta consejera de Salud de la región en menos de cuatro años, desde que en septiembre de 2013 tuvo lugar la crisis de Gobierno en la que María Jesús Montero saltó de Salud a Hacienda. Su sustituta, María José Sánchez Rubio, se mantuvo en el cargo hasta mediados de junio de 2015, cuando se nombró a Alonso y ella se encargó de la política social. Ambas ex consejeras se han mantenido en el Ejecutivo andaluz tras esta nueva remodelación.

La nueva máxima responsable de la sanidad, que llega al cargo a menos de dos semanas del primer Consejo Interterritorial del SNS de la legislatura, es licenciada en Medicina y Cirugía por la Universidad de Córdoba y doctora por la misma institución académica. Desde 2014 desempeña el cargo de directora gerente del Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba, donde trabaja desde 1992.

Según destaca el Ejecutivo regional, es considerada un referente andaluz y nacional en el diagnóstico y tratamiento del cáncer de mama, ha sido directora de la Unidad de Gestión Clínica Interprovincial de Radiología y Cáncer de Mama del Reina Sofía y del Área Sanitaria Norte de Córdoba, así como del programa de detección precoz de esta enfermedad en la provincia.

Fuente: Diariofarma