¡Qué paradoja! Cuando se observa la cifra interanual que ha alcanzado el gasto en recetas durante el pasado mes de marzo, lo primero que se piensa es que el gasto está disparado. Ha superado una cifra psicológica, una barrera, los 10.000 millones de euros al año. Pero como en otras muchas ocasiones, la realidad no es tan simple y es necesario tomar un poco de distancia para ver las cosas en su justa medida.

Aunque la cifra de gasto a través de recetas de los últimos meses puede parecer mucho: 10.000.893.318 euros. Es necesario recordar que esa misma cifra se ha dado ya anteriormente en el Sistema Nacional de Salud: En octubre de 2012 y en octubre de 2005. No es ningún error. Sí, hace doce años el gasto en medicamentos a través de receta se situaba en los mismos niveles que en la actualidad.

Pero, ni siquiera esa situación es la cuestión más relevante de la evolución del gasto a través de recetas a lo largo de la historia. La realidad es que el SNS ha llegado a invertir en recetas mucho más de lo que invierte actualmente, hasta un 27% más ya que alcanzó en mayo de 2010 los 12.721 millones de euros. Esta diferencia de más de 2.700 millones de euros al año desde el máximo es el resultado de las medidas tomadas en los últimos siete años y, en especial los reales decreto-ley 4 y 8/2010, 9/2011 y 16/2012. Es decir, que aunque el gasto crezca, que lo hace de forma muy moderada, el efecto de las medidas tomadas es de tal envergadura que, aún cinco años después de que la última de ellas se aprobara el gasto continúa en cifras de 12 años atrás.

Fuente: Diariofarma